Utilizamos cookies propias, de terceros y de análisis de los hábitos de navegación para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas la instalación de las mismas. Puedes configurar las cookies en tu navegador, aunque esto puede ocasionar dificultades de navegación en la web. Cómo configurar .

Home > Blog > Puntos principales de higiene en un baño

Puntos principales de higiene en un baño

08 abril 2019

Puntos principales de higiene en un baño

en Consejos sobre Higiene del cuarto de baño

Te explicamos cuáles son los puntos principales de higiene en un baño, una de las zonas que acumula más gérmenes y requiere de mayor cuidado y limpieza.

De todas las superficies que requieren una limpieza regular, los servicios son sin duda a los que debes prestar una atención especial, sobre todo si están en un espacio público por el que pasan a diario muchas personas.

Un mal mantenimiento de los mismos, no sólo hará que proliferen bacterias y gérmenes, sino que perjudicará mucho la imagen que proyecte el local en el que se encuentren. Y si no, ¿cuántas veces has entrado a un baño en el que escaseaba la limpieza, y has salido casi corriendo buscando otro que reuniera por lo menos unas mínimas condiciones higiénicas? Conoce cuáles son los 6 puntos principales de higiene en un baño y evita posibles problemas con los usuarios, garantizando que regresen a tu negocio.

6 Puntos principales de higiene en un baño

Inodoros y urinarios

Foco de gérmenes, necesitan ser limpiados diariamente para que estén en condiciones de ser usados y no constituir un riesgo para la salud de las personas.

Es importante no pasar por alto las zonas externas, menos accesibles, como las partes de atrás. Para el interior, existen productos bacteriostáticos y limpiadores para la orina específicos. También sistemas de higiene, como rejillas desodorizantes o higienizadores para las tapas de los inodoros, pensados para contribuir a mantenerlos limpios y desinfectados durante más tiempo.

Suelos

Es importante no descuidar el estado de los suelos, evitando la acumulación de suciedad y que se creen charcos de agua que provoquen humedades, donde proliferen hongos y bacterias que sean perjudiciales para la salud.

Espejos, azulejos y puertas

Los espejos, los azulejos y las puertas son elementos o zonas del baño que no parece prioritario abordar en una limpieza diaria, pero lo cierto es que se ensucian con facilidad y deben permanecer pulcras y desinfectadas. Los pomos de las puertas en concreto, se tocan constantemente con las manos, y, si no están lo suficientemente limpios, pueden ser transmisores de infecciones víricas.

Apunta este dato:

Determinados virus y bacterias pueden sobrevivir hasta 24 horas en una superficie o en un objeto, lo que puede ser un problema sobre todo en épocas como el invierno, donde se padecen más enfermedades que se pueden contagiar.

Lavabos y grifos

Al igual que ocurre con los pomos de las puertas, los grifos y los lavabos son usados por la gran mayoría de las personas que entran en el baño. Al lavarse las manos, se manchan con facilidad, y por eso exigen una limpieza exhaustiva que desinfecte y elimine cualquier rastro de suciedad y gérmenes que pueda quedar en ellos.

Dispensadores de jabón o espuma

Los dispensadores para la higiene de manos están formados por unos depósitos perfectos para evitar que los productos estancos que contienen, se malogren y aparezcan bacterias y gérmenes. Sin embargo, de vez en cuando, es recomendable comprobar que están en perfectas condiciones y que el jabón o la espuma que almacenan se mantiene en buen estado.

Contenedores de higiene femenina y contenedores y mesas cambiadoras de pañales

Aunque en los baños se coloquen cubos de basura para depositar papel y otros residuos que deben vaciarse y limpiarse a diario, todos aquellos relacionados con la higiene femenina (compresas, tampones, etc.) y con los bebés (pañales, toallitas…) estarán mejor en los contenedores especiales destinados para ello. Normalmente incluyen bolsas y bactericidas naturales para reducir al mínimo cualquier exposición insalubre y los malos olores.

No obstante, también necesitarán de un mantenimiento y de una limpieza periódica para que no acumulen suciedad y gérmenes. Con más insistencia, si cabe, en las mesas cambiadoras de pañales que se encuentran en muchos baños públicos.

Por último, no hay que olvidar los olores que pueden acumularse en los servicios. Sobre todo, si carecen de ventanas o no hay ventilación suficiente. En estos casos, la solución para garantizar que no haya malos olores, si la limpieza no los elimina, es recurrir a productos o sistemas específicos como las columnas para neutralizar el ambiente.

En Hygolet somos expertos en soluciones de higiene para cuartos de baños, y disponemos de una amplia gama de productos para mantenerlos limpios, libres de gérmenes y de malos olores. ¿Quieres conocer todo lo que ofrecemos? Contacta con nosotros sin compromiso y te explicaremos con detalle qué podemos hacer por ti.

Otros artículos que te pueden interesar

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir las últimas noticias sobre higiene y marketing olfativo

De conformidad con lo establecido en la normativa vigente en Protección de Datos de Carácter Personal, te informamos que el mail que nos has proporcionado será incorporado a un fichero responsabilidad de Hygolet Iberia, S.L. con la finalidad de tramitar tu solicitud de suscripción y poder mandarte periódicamente nuestro Newsletter.

Podrás revocar en cualquier momento el consentimiento prestado, puedes obtener más información en Cláusulas legales. La confirmación de la suscripción implica la aceptación de esta cláusula.