21 marzo 2018

Cómo combatir las bacterias en la oficina

en Higiene y seguridad


Descubre cómo combatir las bacterias en la oficina y mantener los espacios limpios, saludables y libres de virus. ¡Toma nota!

Tendemos a pensar que el lugar de la oficina donde más gérmenes habitan es en el cuarto de baño. En cambio, hay materiales, incluyendo nuestra propia piel, que son portadores de la mayoría de los virus y gérmenes que nos pueden afectar.

Dónde y cómo combatir las bacterias en la oficina

La higiene del cuarto de baño

La higiene del cuarto de baño es primordial en entornos laborales para evitar al máximo el contagio, pero parece que a veces olvidamos el resto de la oficina.

Los materiales habituales en nuestro entorno de trabajo son los que transmiten de forma habitual la mayor parte de las enfermedades que sufrimos, sobre todo en épocas extremas del año, ayudadas por la calefacción o el aire acondicionado.

La higiene en la mesa de trabajo y entorno

Los gérmenes y las bacterias anidan en el móvil, en el ordenador, en la mesa, etc. La realidad es que el 20 % de la población se contagia de algún tipo de virus en su lugar de trabajo que es donde más tiempo pasamos.

Las zonas más contaminadas en el entorno laboral son, entre otras, las puertas, botones de ascensor, barandillas y maquinas expendedoras.

La mayor parte de los gérmenes que proliferan forman parte de la piel, con lo cual manteniendo una higiene de manos adecuada y del entorno donde habitualmente tocamos, mejora sustancialmente las probabilidades de evitar un contagio.

En la piel encontramos hasta un 92% del total de los gérmenes, así que todo lo que toquen nuestras manos es donde nos podríamos encontrar una gran variedad de actinobacterias, endobacterias y proteobacterias.

La parte positiva es que la mayoría de las bacterias de origen endógeno, desaparecen con cierta rapidez, no sobreviven demasiado tiempo en ambientes secos y aeróbicos.

Por lo tanto, no nos obsesionemos con el entorno, mantengamos una limpieza adecuada de las manos con jabones estancos y de calidad, y con un secado de las mismas correcto, a poder ser con toallas limpias o papel.

Puntos que recordar para una higiene adecuada:

  • Lavarse las manos correctamente antes de saludar y posiblemente después.
  • Uso correcto del baño, hay múltiples accesorios que facilitan un uso único cada vez que alguien entra, como coberturas para las manillas y la taza del WC.
  • EL uso de desinfectantes bacteriostáticos en los retretes tanto masculinos como femeninos.
  • Usar pañuelos desechables.
  • Estornudar en ellos o en la parte interior de la manga.

Productos bacteriostaticos CTA

 

 

 

Cómo combatir las bacterias en la oficina
4.5 (90%) 6 votos

Otros artículos que te pueden interesar